20/1/10

Two-Lane Blacktop, de Monte Hellman

En High Performance Pontiac hay una interesante entrevista con Monte Hellman a propósito de Two-Lane Blacktop




(fotogramas descontextualizados de Persona, de Ingmar Bergman)

HPP: The final shot at McMinn County Airport in Athens, Tennesse, with the burning of the film-everyone likes to talk about it. What's your view of it and why did you do it the way you did?
MH: It came to me in a dream. I'm sure it was heavily influenced by my love of Ingmar Bergman and his film, Persona, where he has references to film within the movie, like it opens with a leader going through the projector and things like that. So I think it was a combination of being influenced by that movie and also just dreaming it. I used that ending even though I thought it was a bit too much. I had serious doubts about it. I just kind of liked it and decided to go ahead with it. The hell with it, you know?

El final de Two-Lane Blacktop:



En los títulos de crédito, al inicio de la película, la doble raya pintada sobre el asfalto discurre en un lateral, como la banda sonora de la película. Es la imagen obsesiva que todos hemos sabido reconocer en la películas de Lynch. Incluso con banda sonora propia. I’m deranged.
Todo está inventado. La vanguardia cinematográfica estadounidense debe mucho a esta película de Hellman.
En la entrevista el director desmitifica algunos de los rasgos que han hecho de Two-Lane Blacktop una película mítica: Los personajes apenas hablan, no tienen nombre, no vienen de ninguna parte, no hay conclusión, los actores son no profesionales, dos músicos, Taylor y Wilson, la chica, la carretera…



Aún siendo una película austera en todos los sentidos, su metraje fluye, la narración avanza como los coches en la carretera, como la vida misma, como la realidad.



De vez en cuando nos proponemos retos que no tienen más función que dar sentido al largo viaje, aportarle mínimos alicientes. En realidad todo es conducir, ajustar el motor a su máxima eficiencia y seguir rodando. Unos hablan sin parar inventándose con cada autoestopista, y otros callan en perfecta simbiosis.
La vida es una carretera asfaltada de dos sentidos…

2 comentarios:

malvisto dijo...

Gracias por la pista.

Anónimo dijo...

Hola, me gusta su blog. Soy u principiante en muchos sentidos. Le querria pedir un favor ¿Podria darme una pista aserca de cual es la diferencia entre valores afectivos y morales? Gracias