25/5/10

Lost, la conexión oriental

Contiene SPOILERS

En 1998 Hirokazu Koreeda dirige Wandâfuru raifu (After Life). En la película las personas que acaban de morir son recibidas en una especie de colegio donde se les comunica su fallecimiento y se les anuncia que tienen tres días para escoger el único recuerdo de su vida que podrán llevarse en su tránsito. Dicho recuerdo será recreado y filmado por un equipo cinematográfico especializado en el tema, para que sea esa filmación, esa recreación de un instante afortunadamente feliz en la vida de cada uno de los recién fallecidos, lo único que podrán llevar con ellos cuando sigan adelante.
La recreación de un momento feliz, una ficción sobre una realidad vivida pero condenada a extinguirse.
Más o menos sobre eso trataba
Lost.



10 comentarios:

Alvy Singer dijo...

Menudo titán!!!!!

Pablo dijo...

y Gantz de Hiroya Oku??

A.Mora dijo...

Algo así como La invención de Morel. Que Sawyer leyó con fruición con sus gafas tuneadas

Pericon dijo...

La Escalera de Jacob, vaya... Nihil novum sub sole. ¿Do estará el talento? ¿Do la imaginación? Qué tiempos...

Portnoy dijo...

Supongo que te refieres a Kore-eda, Alvy.
Y no olvidemos que también leían a P.K.Dick.

Mira lo que escribí hace dos años:
"Y el tiempo.
Y los muertos
¿Estamos todos muertos?
Me fastidia que, termine como termine Lost, lo hará de forma decepcionante.

Lost fascina y entretiene por sus referencias y por las preguntas que suscita. Francamente me importa bien poco cualquier explicación "lógica", "física" o "matemática", que explique el misterio de la isla. No quiero respuestas ni conclusiones. Me basta el misterio y la habilidad para crear una historia de nada... pues eso es lo que hay en las narraciones clásicas sobre islas desiertas. Nada"
http://ellamentodeportnoy.blogspot.com/2008/05/los-libros-de-lost.html


En fin, gracias por vuestros comentarios.

Jorge Duarte dijo...

Pues con todo mis respetos, pero crear historias de la nada es ridículamente sencillo. Lo meritorio de crear historias, de narrar, es reconocer la implicaciones de lo que se cuenta, que ningún mensaje es inocente, que todo sugiere o propone algo. Pero sacarse de la chistera una historia sin hacerse cargo de nada, sin responsabilidad ninguna, la tontaría por la tontería y salvese quien pueda, pues no, no sólo no tiene mérito ni interés, sino que además es una autentica tomadura de pelo que toma por idiota al receptor y se rie en su cara. Como los guionistas de Lost. Vamos, o esa impresión me ha dado a mí.

Portnoy dijo...

Perdona, Jorge, si no estoy de acuerdo. Además es una visión muy occidental la de que todo mensaje implica algo, la de que es necesaria una consecuencia narrativa... así que mi tesis oriental de Lost se refuerza.
Pero en serio, no tengo ganas de discutir sobre si es o no una estafa basándonos en su final. Lo importante es el camino.
Gracias por tu comentario.

Tránsito Blum dijo...

Yo he encontrado una analogía mucho más calcada, pero en la literatura. Llevo tiempo diciendo que Lost es una representación en toda regla de La invención de Morel de Adolfo Bioy Casares, escrita en 1940. Su mejor obra. La leí hace un año, y en todo este tiempo que vi la serie he hipotetizado que allí estaban todos muertos, al igual que en la isla de Morel, la isla de Villings, perdida en un lugar recóndito del Pacífico Sur. Los temas que se plantean en la novela son idénticos: realidad cuestionada, saltos en el tiempo, inmortalidad, un proyecto científico clandestino, la curación a través del amor... ¡vamos! calcao. Incluso Wandâfuru raifu juega con el mismo recurso de la filmación que utiliza Morel para que su Máquina recoja de ahí sus almas y las proyecte eternamente en el tiempo. Curiosamente es una de las obras maestras de la literatura contemporanea, y de aquellas que están dentro del maltratado género de la ciencia ficción. Bioy también escribía a Contraluz.

Saludos, Portnoy.



Reseña: http://huracanesenpapel.blogspot.com/2009/06/la-invencion-de-morel-de-adolfo-bioy.html

Portnoy dijo...

Totalmente de acuerdo TB.
Ya podemos trazar el triángulo moreliano: La invención de Morel-El año pasado en Marienbad-Lost

Anónimo dijo...

Y Gantz