15/9/11

Némesis, de Philip Roth

Me sabía muy mal no encontrar la motivación necesaria para escribir algo sobre Némesis, sobre todo porque no lograba enfocar positivamente lo que quería decir.

He encontrado la excusa en Vidas de los filósofos ilustres, de Diógenes Laercio, en una anécdota que refiere a propósito de Zenón respecto a uno que no le gustaba cierta obra de Antístenes, pero que no sabía decir si el Elogio de Sófocles estaba bien: “¿Y no te avergüenzas de criticar y aprenderte de memoria todo lo que Antístenes ha dicho mal, y de no esforzarte por aprender si ha dicho algo bien?

Según esto, para qué iba a hablar mal de Némesis pudiendo hablar bien de Philip Roth.

Entendámonos. Némesis es una buena novela, pero quizás no lo es tanto en comparación al resto de las novelas de Roth. A pesar de ser consciente de estar leyendo una correctísima obra, Némesis me decepcionó por no encontrar en ella al Roth mordaz e incisivo de otras ocasiones. Me da la impresión que respecto a las circunstancias de su protagonista, ese “castigo” que debe asumir como consecuencia de lo que él cree abandono de su deber, sumado al entorno y la época en que se circunscribe, Roth deja muchísimas cosas en el aire. Y esto se puede interpretar de dos manera, o bien cómo reto al lector para que enlace y compare la “tragedia” del personaje con las otras tragedias, impuestas por fuerzas externas, de los otros jóvenes de su generación, estadounidenses y europeos, que no pudieron elegir, o bien por apatía narrativa. Me parece incluso que lo que cuenta es intrascendente.

No sé.

No sé si he sacado alguna experiencia positiva de la lectura de Némesis.

Pero sigo a Zenón y contemplo la gran obra de Roth.

Y guardo silencio

8 comentarios:

Pau Llanes dijo...

No sé... a mí Némesis me recuerda "La conjura contra América"... y no me parece una obra fallida, menor, de Roth. En fin... gracias por sus siempre sugestivas interpretaciones.

saludos...

Pau Llanes

Alétheia dijo...

A mí me gustó de él "Elegía". No sé, me pareció una buena historia, con un personaje que daba bastante de sí. Y la escena del entierro estaba muy lograda, a mí me llegó bastante...

MARCO A. TORRES dijo...

Cuando lees una obra “menor” de un autor que te gusta mucho y al que lees con asiduidad no puedes evitar la sensación de sentirte frustrado. También, como apuntas, puedes caer en el error de valorar esa obra “menor” en función de la alta calidad del escritor en cuestión. No he leído Némesis, pero he de confesar que cuando leí Elegía, por ejemplo, no entendí cómo podía considerarse una obra menor dentro de la producción de Roth. Evidentemente eso me ha pasado con otros autores. Siempre pongo el ejemplo de Abel Sánchez de Unamuno, una obra que hoy, con cierta perspectiva, comienza a ocupar el lugar que se merece dentro de la obra del escritor bilbaíno. Conclusión lógica: seguir leyendo y esperar que el tiempo dictamine. Saludos Portnoy y gran acierto en el tema que planteas, como siempre.

GLÒRIA dijo...

No es una de sus mejores novelas porque Roth ha sido un escritor muy grande. La edad y los problemas de salud limitan su creatividad pero aún en obras llamadas menores brilla la ráfaga de su innegable genio. Nemesis, escrita a los 78 años, tiene una joven y hermosa voz narrativa y habla, nos habla de algo muy importante: la culpa.
Gracias Portnoy.

Roberto de Paz dijo...

Es verdad. Hay escritores cuya obra se convierte en un lastre. En uno del que sentirse orgulloso, pero en un lastre al fin y al cabo que frena el impacto de sus nuevas creaciones. Pasa con Roth y me pasa con Auster, por citar a su vecino (geográfico y literario).
No he leído Némesis aunque la he regalado, y la verdad, hasta que no finiquite todas sus novelas antiguas, no me apetece empezar con lo nuevo: una vocecita descreída me dice que nada nuevo puede contar ahora que no haya contado antes...

Saludos

Krust dijo...

En la visita mensual a la biblioteca municipal de mi barrio para cargar existencias figura la "Elegía" de Roth, formando parte de un pack aleatorio que me apetecía disfrutar: Nothomb, Millás, Coe... leeremos, veremos, opinaremos en consecuencia.
A colación del comentario anterior, con su permiso, recomendar esa estupenda penúltima novela de Auster: "Invisible", que acabo de fagocitar!

Creo que seguiré paseando por aquí siguiendo su lamento. Saludos.-

Gabriel - paginas web dijo...

Bueno la verdad es que nunca habia leido sobre Némesis, es primera vez que escucho...

Anónimo dijo...

Muchas gracias!!!!!!

Me he sonreído al leerle. Nemesis fue mi primera novela de Roth y me dejó anodadada, ¿cómo se puede contar una historia como cuando de niña te contaban un cuento? Fui de la mano del libro sin pestañear, sin esfuerzo, sin aparente dificultad. Al acabar, claro, me devané los sesos buscándo sentidos y mensajes.

Ahora que ya he devorado unas cuantas más, sigue gustándome pero puedo comprender su entrada.

Roth me resulta entre odioso y adictivo. Odioso porque en vez de contarte el viaje de un Ulises cualquiera que recorre aventuras para recalar finalmente en un puerto y reconocer que lo importante fue el viaje, te cuenta una historia y me obliga a mí como lectora a hacer el viaje, a esforzarme ante las dificultades y conflictos que él me plantea.

Adictivo... me voy que estoy con Pastoral Americana.

Belén